EL IMPUESTO SOBRE EL INCREMENTO DE VALOR DE LOS TERRENOS DE NATURALEZA URBANA Y EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL - Beltrán, Ahuir & Rakez Abogados y Asesores Tributarios
16522
post-template-default,single,single-post,postid-16522,single-format-aside,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

EL IMPUESTO SOBRE EL INCREMENTO DE VALOR DE LOS TERRENOS DE NATURALEZA URBANA Y EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

La inconstitucionalidad del metodo de cálculo de la Plusvalía municipal

El Pleno del Tribunal Constitucional, por unanimidad, ha estimado parcialmente la cuestión de inconstitucionalidad planteada por el Juzgado de lo Contencioso- Administrativo núm. 3 de Donostia en relación con varios artículos de la Norma Foral 16/1989, de 5 de julio, del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana del Territorio Histórico de Gipúzkoa. El Tribunal considera que el citado impuesto es contrario al principio de capacidad económica, previsto en el art. 31.1 CE.

La sentencia analiza los preceptos cuestionados y concluye que establecen una ficción de incremento de valor que, además, impide al particular toda prueba en contrario. Ello es así porque el aumento del valor del suelo se determina mediante la aplicación automática de los coeficientes previstos en la norma al valor catastral del suelo en el momento de la transmisión. Por lo tanto, la mera titularidad de un terreno durante un determinado período temporal produce, en todo caso y de forma automática, un incremento de su valor.

La fórmula prevista en la norma para calcular el impuesto provoca que éste deba pagarse igualmente en aquellos supuestos en los que el valor de los terrenos no se ha incrementado, o incluso ha disminuido, una circunstancia esta última no poco frecuente como consecuencia de la crisis. La sentencia considera que esta consecuencia “carece de toda justificación razonable en la medida en que, al imponer a los sujetos pasivos del impuesto la obligación de soportar la misma carga tributaria que corresponde a las situaciones de incrementos derivados del paso del tiempo, se están sometiendo a tributación situaciones de hecho inexpresivas de capacidad económica, lo que contradice frontalmente el principio de capacidad económica que la Constitución garantiza en el art. 31.1”.

Si bien la nulidad se refiere a la norma foral, cierto es que esta es idéntica a la ley estatal y que también ha sido objeto de una cuestión de constitucionalidad por parte de un Juzgado de Madrid, por lo que la resolución debe ser la misma que con la Norma Foral.

Esta sentencia se une a la de diverso Tribunales y Juzgados como la del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en su sentencia número 805/2013 donde se establece “Cuando se acredite y pruebe en el caso concreto no ha existido en términos económicos y reales incremento alguno, no tendrá lugar el presupuesto de hecho fijado por la ley para configurar el tributo y este no podrá exigirse.

La sentencia 144/2015 de 13 de Julio de 2015 del Juzgado Contencioso Administrativo número tres de Zaragoza, donde se afirma que en el supuesto en el que la compra de un inmueble, en la época de precios más elevados de la burbuja y venta posterior, no haya generado un incremento de valor de los terrenos durante los años de tenencia del mismo, no se habrá producido el hecho imponible y no procederá la liquidación por el IIVTNU.

Como la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana Sentencia 520/2016 el Tribunal, atendiendo al valor escriturado, concluye que el precio de la trasmisión es inferior al de adquisición del bien inmueble y anula la liquidación girada por el IVTNU.

PROCEDIMIENTO DE OBTENCIÓN DE LAS DEVOLUCIONES.

Para las liquidaciones de IIVTNU presentadas en los últimos cuatro años y donde no haya existido incremento de valor de los terrenos (algo que habrá de probar el contribuyente) y aun así se hubiera ingresado el tributo, el contribuyente podría presentar una solicitud de devolución de ingresos indebidos frente al Ayuntamiento correspondiente.

Éste deberá emitir una resolución estimatoria o desestimatoria de dicha solicitud. Si fuera desestimatoria se podría recurrir a la vía contencioso administrativa, donde sería razonable esperar una sentencia favorable e incluso una condena en costas a la Administración demandada.

Respecto a las liquidaciones de IIVTNU que se vayan a presentar ahora, y que realmente no se haya producido incremento de valor del terreno según los criterios expuestos anteriormente, recomendamos liquidar e ingresar el tributo y posteriormente presentar una solicitud de ingresos indebidos en el mismo Ayuntamiento.

De esta forma se evitará que el Ayuntamiento inicie el procedimiento ejecutivo donde se devengaría el recargo de apremio, así como los posibles embargos en los bienes del contribuyente con todos los inconvenientes que ello puede suponer, hasta que recayera resolución en vía judicial.

Desde BELTRÁN, AHUIR & RAKEZ Abogados y Asesores Tributarios nos ponemos a su disposición para ampliarles la información sobre este asunto, así como a estudiar la viabilidad de su caso concreto.

Compartenos en tus redes sociales ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn